Plaza sto domingo

La plaza se convertirá en un espacio peatonal, arbolado, con área para juegos, destinado a la comunicación y el encuentro, seguro y totalmente accesible.

*La propuesta plantea la conexión peatonal con plazas próximas como Sol y Ópera y la posibilidad de crear espacios integrados en una red inalámbrica de libre acceso wi-fi.

*Todos los recorridos y espacio de estancia estarán totalmente iluminados para potenciará la visibilidad, evitar puntos oscuros y aumentar la sensación de seguridad

*El jurado ha estado compuesto por el decano del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid, Ricardo Aroca, y arquitectos e ingenieros de gran prestigio profesional como Ignacio Linasazoro, Javier Manterola, Diego Cano Pintos y Enrique Bardají.

Madrid, 5-oct-‘06

La Plaza de Santo Domingo se convertirá en un gran espacio público arbolado con grandes zonas peatonales y sin barreras arquitectónicas, ideado para el encuentro y la comunicación. Así lo proyecta José Carlos Mariñas Luis, del estudio TrB Arquitectos, autor de la propuesta ganadora del concurso de ideas convocado por el Ayuntamiento para recuperar la plaza y su entorno.

La prioridad de la propuesta ganadora es facilitar y permitir el encuentro y la relación, no sólo con el entorno más inmediato, sino también con otros espacios de la ciudad. La propuesta se ciñe exclusivamente a la Plaza de Santo Domingo, ya que el jurado ha considerado conveniente aplazar la decisión sobre la solución final para la plaza de Callao, que será objeto de otro concurso.

En la plaza de Santo Domingo, las tres plataformas que salvarán su desnivel se comunicarán por rampas suaves, conformando un espacio transparente y abierto, con rutas claras y fluidas. Se cumplen así las expectativas del Ayuntamiento de convertir esta plaza, antes ocupada por vehículos, en un espacio de convivencia y disfrute para los ciudadanos, donde las zonas libres y arboladas ocuparán más de 3.500 metros cuadrados de superficie.

El jurado ha valorado la integración de la futura plaza en el entorno de una forma sencilla, evitando que se configure como una “isla”. Así, el remate inferior hacia la cuesta de Santo Domingo-Ópera, que incluye un quiosco-mirador, facilita un buen encuentro con el entorno al generar un foco de actividad y facilitar la transición entre plaza y calle. La propuesta en su conjunto sienta las bases de un gran eje peatonal que enlazará la Gran Vía con la plaza de Oriente y creará una conexión entre el centro y el recuperado entorno del Manzanares.

Una mirada hacia la historia

El pavimento será piezas de granito diferenciadas en su despiece y composición con el objetivo de separar de forma sutil y continúa el espacio rodado del peatonal. Destaca en el diseño la introducción de líneas geométricas reflejando las distintas transformaciones urbanas en el ámbito.

El espacio para uso peatonal contará con mobiliario urbano que definirá las superficies que acogerán árboles de sombra. El agrupamiento de las zonas vegetación-mobiliario urbano mantendrá despejadas las superficies pavimentadas potenciando su flexibilidad de usos. Como elemento singular, destaca la existencia de un kiosco-cafetería en la zona más cercana a Ópera.

No habrá barreras arquitectónicas y se presta especial interés al uso de la bicicleta, vehículos infantiles y sillas de ruedas. La plaza contará además con espacios destinados a juegos infantiles.

La propuesta también plantea también una conexión peatonal y para bicis con plazas próximas como Sol y Ópera, que potenciará la generación de redes de encuentro y actividad cultural. Además, sugiere la creación de espacios públicos integrados en una red inalámbrica de libre acceso wi-fi.

Los diseñadores han imaginado un espacio que aporta la sensación de seguridad potenciando la visibilidad mediante la total iluminación de recorridos y espacios de estancia y la transparencia “para ver y ser visto, para oír y ser oído”. Se pretenden evitar puntos oscuros con el objetivo de generar sensación de seguridad. Así establece rutas claras, fluidas o lineales señalizadas con lectura fácil y rápida -donde se está y adónde se va-, y un entorno multifuncional y acogedor, nítido y transparente, tanto de día como de noche.

Ejecución en dos fases

El primer paso del Ayuntamiento para abordar esta importante reforma urbana fue la expropiación del aparcamiento, construido en 1959, y de los locales comerciales que albergaba, cuya concesión administrativa se prolongaba hasta el año 2018.

A la demolición del aparcamiento, que comenzó el pasado mes de febrero, ha seguido la construcción de una nueva estructura, actualmente en ejecución que terminará a final de este año. Será entonces cuando comiencen las obras de urbanización de la Plaza de Santo Domingo, prevista también en esta primera fase, y que se prolongarán hasta abril de 2007. El presupuesto es de 5,1 millones de euros, más otros 1,5 millones destinados a la urbanización de la plaza. Correrá a cargo del Ayuntamiento, incluida la expropiación, que compensará este gasto con los ingresos de la concesión del nuevo aparcamiento de 366 plazas.

La segunda fase incluye la puesta en marcha del estacionamiento y culminará con la urbanización del resto del ámbito.

Colaboración con el COAM

El concurso de ideas es producto de la colaboración entre el Ayuntamiento y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM), que se materializó con la firma de un convenio el pasado 7 de julio para la convocatoria del certamen para definir el diseño final del ámbito. El jurado ha estado integrado por el decano del COAM, Ricardo Aroca, arquitectos e ingenieros de gran prestigio profesional como Ignacio Linasazoro, Javier Manterola, Diego Cano Pintos y Enrique Bardají.

Las propuestas presentadas -doce en total – se han ceñido a los objetivos del Plan Especial redactado por el Ayuntamiento: recuperar la plaza de Santo Domingo e incorporarla al nuevo sistema de espacios libres, manteniendo un aparcamiento soterrado; trasladar y concentrar en Jacometrezo la plataforma de transporte público con acceso directo a la nueva estación de metro de Callao y reordenar la movilidad de toda la zona. Un área que suma una superficie de 22.373 metros cuadrados, de los que 8.919, el 40%, se transformarán en zonas verdes, estanciales y peatonales. De estos, 3.524 corresponden a la nueva función de esta plaza, y los otros 5.395 a la peatonalización de la calle de Preciados, por la que dejarán de circular diariamente 5.350 vehículos, que tampoco atravesarán las plazas de Santo Domingo y Callao.

El segundo premio ha sido para la propuesta del estudio Ladrillo Hueco Doble S.L., representado por Marta Chavés Galán, y el tercer premio ha recaído en la propuesta de Carlos García Puente, concediéndose una mención al proyecto presentado por Uriel Fogué Herreros y Carlos Palacios Rodríguez.

 
 
 
 
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s